Contenidos relacionados a rigurosidad
thumbnail

La vestimenta de la época

thumbnail

La rigurosidad en la vestimenta del alumno de la facultad de Ingeniería fue cambiando con los años. Al inicio de la facultad, en el antiguo local de Botica de San Pedro usaban saco, corbata y chaleco. Cuando la facultad se traslado al Fundo Pando los alumnos no podian estar en mangas de camisa y tenian que usar un saco o chompa todo el tiempo.
El Ing. Fernando Giuffra, ex decano, recuerda la vestimenta de la época y los cambios que luego se dieron.

thumbnail

La rigurosidad de los cursos de la época

thumbnail

El plan de estudios constaba de cursos que se llevaban de manera anual, la exigencia académica y el reglamento existente obligaban a que el alumno que desaprobaba un curso debía repetir el año completo: “En esa época los estudios eran mucho más complicados de lo que son ahora, porque ahora aun alumno puede tomar 3 o 4 cursos. En esa época no porque había que tomar todos los cursos correspondientes al año en el cual uno estaba y lo más grave era que si a uno lo jalaban en un curso, había que repetir todos los cursos al año siguiente…” en palabras del Ing. Giuffra

thumbnail

La tabla de los descuentos de puntos

thumbnail

La asistencia era obligatoria y según el Reglamento de asistencia a clases, uno no podía dar exámen si se tenía un porcentaje de faltas mayor al permitido tal como lo comentó el Ing. Harmsen: “Si uno tenía más del treinta por ciento de faltas ya perdía el año automáticamente”. Fue por ello que, a mediados de la década del cuarenta, el Centro de Estudiantes, presidido por José María Corso, propuso a la Facultad “una escala en la cual si uno faltaba un cierto número de clases, le hacían un descuento de 0.1, 0.2, 0.3 y así sucesivamente…” como recordó el Ing. Giuffra. Según la tabla de descuentos establecida, uno podía llegar a perder un curso y en consecuencia el año por la suma de faltas y tardanzas.

Distribuir contenido